Memoria cristalizada


Podemos apreciar en este singular poemario que el autor como rapsoda es capaz de iluminar algunas zonas oscuras y de mostrarse valiente, sin lugar a dudas, es tenaz porque sin titubeos se zambulle con tesón y fervor religioso cuando de manera incansable persigue la armonía con inusitado afán. Entendemos que la poesía del excelso poeta en cuestión es una especie de conciencia integra entre innumerables conciencias, y desde esta perspectiva tiene un universal conocimiento sobre el amor y desamor, que a su vez, ensalzarían tanto las virtudes como los defectos y sin menoscabo de las debilidades propias de la condición humana. Nuestro elocuente e ilustre poeta es un guerrero no al uso (su herramienta es la palabra) que lucharía, crearía, y recrearía palabras lucidas y certeras, que ahondarían en las vastas profundidades y esencias de la vida, la cual, consistiría en comunicarse con el resto de mortales, sin embargo, el peculiar hombre sabiendo de antemano que es mortal tiene apetito y ansias de inmortalidad. Por eso mismo la poesía sería una especie de religión que dispondría de plena convicción, además de la suficiente e inquebrantable fe en la vida íntima, colectiva, y trascendental como seres pensantes que somos: la mística, lo sagrado, y lo sensible como apariencias de lo material fundamentarían al individuo.

Detalles del libro

Autor: Santiago Aragoncillo Vicent
Editor: PR Ediciones (17 de diciembre de 2014)
Idioma: Español
Tapa blanda: 280 páginas
ISBN-10: 8415502990
ISBN-13: 978-8415502999

También te puede interesar: Mas Libros AQUI
Compártelo

Deja un comentario